7 febrero, 2018
Compartir

Yankees adquieren a Russell Wilson

La estrella de los Seahawks de Seattle estaría en los entrenamientos de primavera con los ‘Bombarderos del Bronx’
 SFM/Staff

Los Yankees paralizaron la MLB con la llegada de Giancarlo Stanton pero volvieron a lanzar otra “bomba” con la llegada de la estrella de la NFL, Russell Wilson.

Los Rangers de Texas intercambiaron al mariscal de campo de los Seahawks a los Yankees por consideraciones futuras.

Se espera que el jugador participe en el campamento primaveral en Tampa, Florida.

Wilson no tiene planes de llegar a la MLB, pero mantiene su amor por el beisbol y quiere seguir vinculado al deporte.

Hace tiempo expresó su deseo de jugar con los Yankees y será asignado como jugador AA.

Wilson habló sobre el tema en sus redes sociales expresando su gratitud a la organización de Texas

“Quiero agradecer personalmente a los Rangers de Texas por darme la oportunidad de experimentar el beisbol profesional de nuevo”.

“Recuerdo lo emocionado que estaba cuando Texas me seleccionó en el Draft en diciembre de 2013. Durante mis dos primaveras en Arizona con los Rangers, me recordaron cuánto amo el juego de beisbol”.

“Si bien el futbol americano es mi pasión y mi medio de vida, el beisbol sigue siendo una gran parte de mi procedencia y de lo que soy hoy. He aprendido mucho en el campo de beisbol que se traduce en mi juego físico y mental como mariscal de campo en la NFL. Agradezco a los Rangers y sus grandes admiradores por hacerme sentir como en casa y como parte de la familia. Mientras aprovecho la oportunidad de ser un Yankee de Nueva York, siempre estaré agradecido de haber sido parte de una organización de clase mundial como la de Rangers de Texas.”, expresó.

WIlson jugó dos años beisbol profesional como segunda base en Colorado después de ser seleccionado en la cuarta ronda del Draft de la MLB del 2010. Bateó .228 con 5 cuadrangulares en 315 turnos al bat.

Los Rangers seleccionaron a Wilson en el 2013 y a pesar de que no jugó con ellos, compartía sus experiencias con los demás jugadores en los campamentos primaverales.