8 junio, 2018
Compartir

Sufren para controlarlo; incendio en Arteaga ya arrasó 800 hectáreas

Autoridades reportan avance de 40% en el combate al fuego en Las Copetonas, ejido de Arteaga; viento dificulta las labores

SFM/Staff

Las ráfagas de viento y la abundante vegetación han complicado las labores de combate al fuego en el ejido Las Copetonas, de Arteaga, que ya arrasó 800 hectáreas de árboles, huertas y matorral, cerca del doble del daño en la Sierra de Zapalinamé (450 hectáreas) en abril pasado.

Según el último reporte oficial –aproximadamente a las 20:00 horas de ayer–, las brigadas alcanzaron un 40 por ciento de control del incendio, tras arduas horas en las que participaron 172 elementos de diversas corporaciones de rescate, así como 30 soldados.

Además, se contó con el apoyo de cinco helicópteros: dos prestados por Nuevo León, dos proporcionados por el Gobierno de Coahuila –uno rentado y otro propio– y uno más de las Fuerzas Armadas.

Dos de estas aeronaves están descargando entre 800 y mil 200 litros de agua con químico retardante en cada vuelo, a lo que se suman dos camiones bomba y una pipa, detalló Eglantina Canales, secretaria del Medio Ambiente.

La alerta se mantiene en al menos cinco comunidades o sitios cercanos: El Tizne, Teotepec, Las Vigas, El Tunal y Los Lirios.

El alcalde de Arteaga, Everardo Durán, informó que continúan habilitados un albergue en la Estación de Bomberos en la cabecera municipal, así como la Clínica y el Consultorio Médico Regional con atención y ambulancia las 24 horas.

Las labores se reanudarán hoy a las 6:00 horas, y se espera queCoahuila refuerce su equipo antiincendios con la llegada de un helicóptero “Colibrí 2”, utilizado para vigilancia y reconocimiento de zonas siniestradas.

Mientras que en dos semanas arribaría un Eurocapter para labores similares en futuros acontecimientos. VANGUARDIA ha publicado que la entidad carece de aeronaves especializadas para combatir el fuego forestal.

El titular de la Profauna en Coahuila, informó que nuevamente, las especies animales corren severos riesgos y desplazamientos gracias al incendio que ya consumió 600 hectáreas en el poblado de ‘Las Copetonas’ en Arteaga.

Sergio Marines, titular de dicha instancia, informó que durante el incendio de la Sierra de Zapalinamé, que son los que se han visto más cercanos al área de Saltillo, se vieron afectadas seriamente por el desplazamiento especies como el halcón y los osos negros que se alimentaban de otros animales que vivían en la zona del Cañón de San Lorenzo.

Informó, que en el área del incendio en ‘Las Copetonas’, viven especies como la guacamaya enana y el oso negro que están en peligro de extinción; sin embargo, también es un lugar natural para el hábitat de los venados cola blanca, los pumas, el gato montéz y el coyote. 

“Esta es un área muy importante para la alimentación de la guacamaya enana, y para la distribución del oso negro, que ambas están en peligro de extinción. Lo que está afectando este tipo de incendios, es el hábitat de las especies”, expresó.

El titular de Profauna en el Estado, indicó que después del incendio y en caso de la supervivencia, los ejemplares de estas especies se ven amenazadas a movilizarse a otras áreas, provocando la sobrepoblación en diversos puntos y por consecuencia, un estrés permanente en la vida de la fauna.

Sergio Marines, puntualizó que aunque los riesgos son severos, será difícil que por este siniestro se pierdan por completo las especies, debido a que las mencionadas están distribuidas por diversos lugares del Estado.

Por último, agregó que durante el siniestro pasado en la Sierra de Zapalinamé, no se observaron cadáveres de animales tras la realización de una investigación del perímetro afectado, puesto que lo más seguro es que lo que quedó de los animales depredados por el fuego, haya sido devorado por otros animales carroñeros o depredadores del Cañón de San Lorenzo.

Han gastado más de 5 millones en apagar incendios de Coahuila

 

Durante el combate a los incendios forestales que se han suscitado en este año, la secretaria del medio ambiente en el Estado, informó que ya se han inyectado recursos millonarios para su combate. “Ninguno ha sido más grave que otro”, dice Eglantina Canales.

Tomando en cuenta el incendio forestal que inició poco después de la tarde en el poblado ‘Las Copetonas’ de la Sierra de Arteaga que ya ha consumido más de 600 hectáreas, la bióloga señaló que ya se han contabilizado 55 incendios forestales en este año.

“Todos son graves; todo lo que se quema es importante, no importa que sea pastizal o matorral”, señaló.

Explicó, que lo que ha permitido que estos incendios se propaguen de manera rápida, se debe a las condiciones adversas del clima, como el que se presentó ayer donde hubo 0 humedad, y un calor que sobrepasaba los 27 grados centígrados.

“Esta es una temporada que se presta para que los incendios sean de mayor magnitud y más fácil de que crezcan en tamaño por el viento, las temperaturas, la baja humedad. Ayer las condiciones eran muy adversas. En ese mismo punto hace 20 años perdimos a un combatiente”, explicó Eglantina Canales.

CON INFORMACIÓN DE VANGUARDIA