14 abril, 2018
Compartir

Se oponen a basurero toxico en Laredo, Texas

* Los contaminantes que despedirá afectará los mantos friáticos cuyas aguas descargan en el río Bravo, única fuente de abasto de líquido para consumo humano.

SFM/Primitivo López/ Laredo Press

NUEVO LAREDO, Tam.- Cuando menos 1 mil 700 familias de colonias del sur de Laredo, Texas, se oponen al establecimiento de un basurero tóxico conocido como “Pescadito Dump” por los contaminantes que despedirá afectará los mantos friáticos cuyas aguas que descargan en el río Bravo, única fuente de abasto de líquido para consumo humano.

Alejandro Obregón, un activista y residente de una colonia, encabeza la cruzada contra el basurero tanto en Laredo, Texas como en Nuevo Laredo, Tamaulipas, en donde convocó a una conferencia de prensa.

Informó que  en enero pasado, la Comisión de Calidad Ambiental de Texas (TECQ) aprobó las modificaciones al permiso, lo que pone el proyecto a un paso de obtener el permiso final.

La empresa Rancho Viejo Waste Management, propiedad de Carlos Y. Benavides III, planea instalar el basurero denominado “Pescadito Dump”, entre las carreteras 59 y 359, al este de Laredo.

Se calculan que podría tener ganancia de 10 millones de dólares anuales.

La afectación será directa el medio ambiente por las filtraciones tóxicas de metales pesados y químicos a los mantos acuíferos que van a dar directamente al río Bravo.

De no detener su construcción los daños se reflejarían en  una extensión de aproximadamente 800 millas, uno 1 mil 500 kilómetros  alrededor de donde se ubicaría este tiradero, cercano también a la comunidad de Nuevo Laredo, en México.

El empresario Benavidez es el mismo que propuso la construcción de la carretera Camino Colombia Toll Road, proyecto que no prosperó debido a irregularidades en su contenido, y por las afectaciones que haría a muchas familias.

El próximo 1 de mayo se realizará una Audiencia Publica en la Universidad Internacional de Texas en donde la comunidad de ambos Laredos podrá opinar.

La Senadora texana Judith Zaffirini y otros congresistas texanos ya confirmaron su asistencia.