Recortes frenan expansión de Guaymas; detectan irregularidades
3 marzo, 2016
Compartir

Recortes frenan expansión de Guaymas; detectan irregularidades

SFM/ Agencias

SONORA.- El recorte preventivo al gasto anunciado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para 2016 alcanzó al puerto de Guaymas y lo dejó sin recursos para su ampliación; aunado a que en la fiscalización de la cuenta pública 2014 de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) se detectaron irregularidades en el proyecto y hasta quebranto a las cuentas del puerto.

El ajuste al gasto ejecutado por la SHCP asciende a 132 mil 301.6 millones de pesos (mdp) equivalente al 0.7% del Producto Interno Bruto (PIB), con lo cual se afectarán 53 Programas y Proyectos de Inversión por un monto de 13 mil 227.0 mdp, cifra que representa 2.8% del monto total de PPI aprobados para 2016, que se ubicó en 466 mil 924.8 mdp.

De acuerdo con el Instituto Belisario Domínguez, del Senado de la República, poco más del 80% de este recorte a los PPI se efectuará en obras de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), de tal forma que, además de la cancelación de 200 mdp para la construcción del acceso al puerto de Veracruz; se revocaron 260 mdp para el PPI denominado Puerto de Guaymas, Fase I, con lo cual el puerto se queda sin recursos federales para avanzar en su ampliación.

Por otra parte, la ASF emitió recientemente ocho recomendaciones a laAdministración Portuaria Integral (API) Guaymas por haber detectado irregularidades en la fiscalización a la cuenta pública 2014, que incluyen una Promoción de Responsabilidad Administrativa Sancionatoria por un probable daño o perjuicio al patrimonio de la API por un monto de 25 millones 012 mil 433.58 pesos, al no justificar la movilización de una draga desde Panamá hasta el recinto sonorense.

Lo anterior derivado de tres contratos con vigencia a 2014 que la ASF auditó y los cuales se relacionan con el “Dragado de construcción y mantenimiento en áreas de navegación” adjudicado a la empresa Mexicana de Dragados por 218 mil 064 mdp, además de la supervisión de la obra que se otorgó a Oceanus Supervisión y Proyectos por 598.7 mdp; y la actualización del análisis costo beneficio del proyecto, mismo que ejecutó IDOM Ingeniería por1.4 mdp, entre otros contratos fiscalizados de 2014; cuyos montos en total ascienden a 216 mil 981.5 mdp.

En total, la ASF determinó nueve observaciones, de las cuales una fue solventada por la API antes de la integración del informe. Las ocho restantes generaron ocho recomendaciones, tres Promociones de Responsabilidad Administrativa Sancionatoria y un pliego de observaciones.

El dictamen se emitió el 17 de diciembre de 2015, fecha de conclusión de los trabajos de auditoría, la cual se practicó sobre la información proporcionada por la API, con la finalidad de fiscalizar la gestión financiera de los recursos federales erogados en la construcción del proyecto, así como comprobar que las inversiones físicas se planearon, programaron, presupuestaron, licitaron, contrataron, ejecutaron y pagaron conforme a la legislación aplicable; concluyendo que, en términos generales, la API cumplió con las disposiciones legales y normativas aplicables.

No obstante, se observó que la contratista tuvo una inadecuada planeación, programación y presupuestación del ejercicio del gasto; se realizaron pagos de dragados en 2013 por 203 mil 057.5 mdp del proyecto de dragado y no del proyecto de expansión del puerto; tuvo una deficiente planeación para llevar a cabo estudios ya que la zona se encontraba en litigio; y, se consignaron cláusulas en un contrato aun cuando no aplican.

Asimismo, la API tuvo deficiencias en el uso de la bitácora de obra; el pago de un área que no estaba considerada en una convocatoria; deficiente elaboración e integración de las actas de finiquito y administrativa de extinción de derechos y obligación de los trabajos de contratos, así como el inicio de vertimientos sin contar con la autorización de la Secretaría de Marina (Semar), entre otras observaciones.