¿Qué hay detrás del cateo del FBI en el City Hall de Laredo, Texas?
27 abril, 2017
Compartir

¿Qué hay detrás del cateo del FBI en el City Hall de Laredo, Texas?

  • Serías sospechas de corrupción hacia el interior.
  • Enrique Garza Flores, Comisario de la Universidad Tecnológica en Nuevo Laredo.
  • Lo peor está por venir, en la desbandada del PRI.

El miércoles 26 de abril, fue pródigo en información espectacular, porque a media mañana, explotó como bomba el cateo que realizaban agentes especiales del FBI en las mismísimas oficinas del City Hall y en algunas oficinas del Condado de Webb.

Los empleados, que fueron desalojados, estaban estupefactos por lo que estaba ocurriendo, porque los agentes del Buró Federal de Investigaciones, luego de que salieron, sellaron las puertas e iniciaron la recopilación de pruebas.

Las oficinas intervenidas por los federales de investigación y del Departamento de Seguridad Publica de Texas son: el Palacio Municipal (City Hall), Anexo del Ayuntamiento, Obras Públicas y un edificio del Condado de Webb.

No obstante que todavía no hay información oficial, trascendió que este aparataje policiaco implementado por agentes especiales, obedece a delitos por corrupción cometidos por servidores públicos.

Lo cual demuestra que este comportamiento anómalo, no solo es privativo de nuestro país, porque del otro lado, también se cuecen habas, con la única diferencia, de que la justicia cuando actúa, no importa que sea servidor público en funciones, o retirado.

Aun cuando el motivo del operativo es ambigüo, la oficina del Juez del Condado de Webb, Tano Tijerina emitió la siguiente información: “El FBI está legalmente presente en el edificio de la Corte del Comisionado, la única área que se está afectando es el Recinto 4, no se han visto afectadas otras oficinas en este edificio, aunque no podemos discutir la naturaleza del trabajo que están haciendo, no hay Amenaza de seguridad pública en los lugares donde están presentes”.

En ese mismo tenor se manifestó el Mayor de Laredo,  Texas, Pete Sáenz, que aclaró que él está al margen de la investigación que realizan tanto el FBI, con el apoyo del Departamento de Seguridad Pública de Texas.

No obstante la hermeticidad manejada, el propio juez del condado comentó que la investigación está centrada en la oficina del regidor del Precinto IV, Jaime Canales y otros servidores públicos.

Una de las repercusiones de este despliegue táctico operativo de investigación, es que fue cerrado el paso de peatones y revisiones a los vehículos que circulaban de Norte a Sur por el Puente Internacional Número I, denominado Puerta de las Américas.

Al observar esta situación, muchos neolaredenses con nostalgia, salpidad de esperanza decían: “¿Cuándo se castigarán a los corruptos que están saqueando y saquearon a Tamaulipas y a nuestro país? ¡Ahí se los dejo de tarea!

Enrique Garza Flores, Comisario de la Universidad Tecnológica en Nuevo Laredo

Cambiando a otro tema más amable, tenemos que nuestro amigo, Enrique Garza Flores, fue nombrado por el gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, como el Comisario de la Universidad Tecnológica de Nuevo Laredo.

Conocí a Enrique, cuando era muy joven y era el Contralor Municipal allá por el año 1985, era su primera incursión en el servicio público y lo hizo muy bien y a partir de ahí ha estado haciendo talacha, siempre al lado de la gente.

Ante de la precampaña de Francisco Javier García Cabeza de Vaca, se le veía compartiendo con los comerciantes ambulantes, con los compañeros de prensa, nunca se les olvidaba llevarles un pastel, a los deportistas consolidados e incipientes, siempre estaba ahí, para apoyarlos moral y la mayoría de las veces, con dinero de su propio peculio.

Cuando sobreviene la precampaña de García Cabeza de Vaca, se suma a su proyecto y empezó a trabajar en la tierra que había sembrado, con sus numerosos amigos, por ese factor, es justo que sea incorporado a la administración pública, aunque desde mi perspectiva personal, creo que se quedaron muy cortos con lo que le otorgaron.

Lo peor está por venir, en la desbandada del PRI.

Aun cuando se ha minimizado y hasta vilipendiado el hecho de la renuncia de importantes personajes que fueron pilares fundamentales del Partido Revolucionario Institucional en Tamaulipas, como es el caso del doctor Felipe Garza Narváez, a quien conocimos cuando éramos muy jóvenes.

En el fondo, sé que al doctor le duele su retiro, pero le dolió más la traición a mansalva que sin el menor recato, le hizo a su propio partido el exgobernador de Tamaulipas, el pusilánime e inepto Egidio Torre Cantú y su pléyade de ladrones, como Memo Martínez y demás sujetos de su calaña, porque es a ellos a los que se les debe enjuiciar, no a aquellos que se pusieron la camiseta con convicción.

Lo cierto es que Garza Narváez, siempre fue garantía de buenos resultados y no me parece justo los epítetos que le han endilgado, personajes pusilánimes y maniquíes del PRI, que en lugar de valorar a sus cuadros más importantes, para retenerlos, los insultan y los agreden, pero como dice el dicho: en el pecado van a llevar la penitencia, Porque lo peor está por venir.. ¡si no, pal baile vamos!

Por hoy fue todo, para cualquier aportación de ideas, aclaración o dudas, dirigirse al correo electrónico: librealbedrio57@gmail.com