Qué es DACA y qué efectos tiene que el gobierno de Trump haya revocado la política que ampara a 750.000 jóvenes indocumentados en Estados Unidos
6 septiembre, 2017
Compartir

Qué es DACA y qué efectos tiene que el gobierno de Trump haya revocado la política que ampara a 750.000 jóvenes indocumentados en Estados Unidos

Son más de 750.000 jóvenes cuyas vidas se verán impactadas por una decisión tomada el martes por el gobierno del estadounidense Donald Trump.

SFM/Staff

El fiscal general del país, Jeff Sessions, anunció el fin de DACA, una política que protege de la deportación a ese número de inmigrantes indocumentados conocidos como “dreamers” (soñadores), sobre la base de que entraron en EE.UU. de forma ilegal cuando todavía eran niños.

El programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por su sigla en inglés) fue implementado hace cinco años por el gobierno del expresidente Barack Obama.

Bajo dicha política, los beneficiarios reciben permisos de trabajo temporales, licencias de conducir y un número de seguridad social.

La mayoría de los adscritos al programa, el 76%, son de nacionalidad mexicana.

Quienes se oponen a DACA argumentan que este esquema supone una amnistía para los inmigrantes indocumentados, que gracias al programa obtienen empleos que podrían ser aprovechados por estadounidenses o inmigrantes con estatus legal.

El presidente Trump asumió una dura postura contra la inmigración durante su campaña electoral de 2016 y dijo que planeaba “terminar inmediatamente” la orden DACA de resultar elegido.

Sin embargo, desde entonces habló de que tomar una decisión sobre el tema era “muy, muy difícil”.

Activistas, demócratas y miembros del propio partido Republicano de Trump insistieron en los días previos a la decisión del martes en que DACA permaneciera vigente, aunque otros funcionarios presionaron para que lo revocara.

Finalmente, el fiscal general Sessions justificó la controvertida decisión por considerar el decreto “un ejercicio inconstitucional de autoridad por parte del Poder Ejecutivo”.

¿Qué es DACA?

En junio de 2012, Obama estableció el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por su sigla en inglés).

Bajo este esquema, el gobierno acuerda “diferir” cualquier acción sobre el estatus migratorio por un periodo de dos años, con posibilidad de renovación, a personas que llegaron a EE.UU. cuando eran niños.

Así, se congelan procesos de deportación y se facilitan permisos de trabajo y licencias de conducir para los beneficiarios.

Se calcula que más de 750.000 inmigrantes indocumentados están adscritos al programa.

Para acogerse al mismo, debían:

  • Haber entrado en el país antes de cumplir los 16 años
  • Haber tenido menos de 31 años el 15 de junio de 2012
  • No haber tenido estatus legal migratorio en EE.UU. antes del 15 de junio de 2012
  • Haber residido continuamente en Estados Unidos desde el 15 de junio de 2007 y hasta la actualidad
  • Estar escolarizados o licenciados del ejército
  • No haber sido condenados por algún delito ni suponer una amenaza para la seguridad nacional

Este plan migratorio no ofrece un estatus legal permanente ni supone ningún paso para obtener la ciudadanía estadounidense.

En noviembre de 2014, Obama intentó ampliar el programa para incluir a los inmigrantes indocumentados que hubieran entrado en el país antes de 2010 y eliminar el requisito de los 31 años de edad.

Sin embargo, un fallo de un tribunal federal bloqueó estas últimas medidas.

El expresidente Barack Obama se pronunció el martes contra la medida en un largo comunicado subido a su página de Facebook.

“Tomar como objetivo a jóvenes luchadores que crecieron aquí está mal, porque no han hecho nada malo“, escribió Obama, quien calificó la medida como cruel.

¿Cómo afecta esto a los ‘Dreamers’?

No se aceptarán nuevas solicitudes para entrar al programa después del 5 de septiembre, informó el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por su sigla en inglés) en un memorando publicado el martes.

Sin embargo, los beneficiarios actuales de DACA no sufrirán cambios durante los próximos seis meses, el tiempo designado al Congreso de Estados Unidos para que “entreguen soluciones legislativas apropiadas”.

Los que cuentan con un permiso de trabajo vigente podrán conservarlo hasta que expire, mientras que aquellos cuyos premisos vencen en menos de seis meses podrán renovarlos antes del 1 de octubre por un periodo de dos años.

”Es una decisión que yo tomaré y que es muy, muy difícil de tomar. Realmente entiendo la situación ahora”.

Donald Trump, presidente de Estados Unidos, en una declaración de julio de 2017