23 marzo, 2018
Compartir

Que Brad Pitt y Jennifer Aniston siempre no volvieron

La foto que confirmaba que habían retomado su relación era un montaje hecho a partir de fotogramas de un filme y de una imagen de Brad Pitt con su anterior pareja

Sí, desgraciadamente es mentira. Muchos hubieran deseado que la pareja que una vez conformaron Jennifer Aniston y Brad Pitt estuviera junta nuevamente, pero no, la foto que validaba la relación era falsase trataba de un montaje.

La revista Star lo anunció como exclusiva mundial y en sus páginas interiores se aseguraba que George Clooney había sido el artífice de que la pareja de actores retomara su relación.

Pero aparentemente ésta podría unirse a la larga lista de las llamadas fakenews o noticias falsas.

Tal como explica el sitio  gossipcop.com, la foto fue manipulada.

La imagen de Anniston pertenece a una escena que grabó con Jason Bateman de la película “The Switch” en 2009, y la parte de Pitt fue cuando en 2010 le dio un beso a su expareja Angelina Jolie.

Jennifer Aniston y Brad Pitt tienen más de una década separados y por lo mismo, sin tomarse una foto juntos.

Además de la foto falsa, la edición de Star afirmaba que Aniston y Pitt “ambos se han visto en ‘secreto’ por las noches, y todo se debe a Clooney”. Siempre según el tabloide, cuando George Clooney supo que Anniston se divorciaba de Justin Theroux, “animó” a su amigo Pitt a buscarla y “darle a su relación una segunda oportunidad”, dijo una fuente cercana.

Otro desmentido que hace gossipcop.com es que los encuentros entre Aniston y Pitt hayan comenzado antes de los Oscar e incluso, que ella no quiera hacer pública su supuesta nueva relación con quien fuera su esposo, pues no desea “atraer más atención mediática”.

Sin embargo esta no es una historia nueva. Ya el 12 de marzo, la revista New Idea publicaba en su portal que Clooney había vuelto a unir a los exesposos. No obstante en esa ocasión fue el representante del protagonista de “Syriana” quien desmintió todo y declaró que se trataba de “un invento”.

Es una pena, por quienes se la creyeron.