2 abril, 2018
Compartir

Para robar al bebé matan a embarazada

Intentaron sacarle a su bebé de 8 meses de gestación; escondieron el cuerpo de la mujer en su domicilio

SFM/Staff

Tampico.— Con ocho meses de embarazo, Jessica Gabriela, de 20 años, salió de su casa el martes 27 de marzo, iba ilusionada porque una persona le regalaría ropa para su bebita.

Según sus familiares, lo último que supieron de ella fue que contactó a una persona a través de Facebook. La procuraduría oficializó su desaparición mediante la Fiscalía Para Personas No Localizadas o Desaparecidas.

El pasado sábado, las autoridades descubrieron el asesinato de la joven y la muerte de su bebita en medio de extrañas circunstancias que han cimbrado a la población del sur de Tamaulipas.

Las indagatorias de la Policía Investigadora de la Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas (PGJT) llevaron a la detención de Cynthia Fátima “N” y su esposoOmar Enrique “N”, como presuntos autores del homicidio de ambas víctimas.  Cynthia Fátima “N” acudió al hospital general Carlos Canseco, en Tampico. Llevaba el cuerpo sin vida de la bebé de Jessica y les dijo a los médicos que había abortado, pero su versión no era congruente, por lo que personal dio aviso a las autoridades.

Después, agentes de la Policía Investigadora, con autorización de un Juez de Control realizaron un cateo en el domicilio de la mujer, en la colonia Nuevo Progreso, donde fueron detenidos Cynthia Fátima “N” y su marido Omar Enrique “N”.

El cuerpo de Jessica Gabriela fue hallado en una parte contigua al domicilio, en una bolsa abajo de una cama.

La primera versión indicaba que Cynthia Fátima “N” estuvo embarazada, perdió a su bebé y engañaba a su marido con un falso embarazo. Pero el cuerpo de Jessica presentaba huellas de violencia que vinculaban también a Omar Enrique “N”.

De acuerdo con autoridades, la joven murió a causa de shock hipovolémico (pérdida de sangre y líquidos) a causa de una herida punzocortante de cavidad abdominal, lo que indica que habrían intentado sacar a la niña con vida, pero provocaron su muerte por insuficiencia respiratoria aguda, shock hipovolémico e hipotermia.

A las 14:00 horas de ayer el cuerpo de ambos fue entregado a sus familiares.

Desde que desapareció Jessica, fue su hermana Liliana quien difundió el caso por redes sociales.

“Mi amor, te prometo que no pararé hasta encontrarlas, te prometo que daré hasta donde estén para traerlas pronto a casa, sé que eres fuerte y así como yo lo tengo que ser aún más”, escribió la hermana en su cuenta.

Ayer, en medio de su dolor, Liliana se volvió a referir a Jessica: “ Yo sé que pronto las veré, mis niñas, sólo quiero que descansen en paz”.