Nueva protesta por cierre de bares y cantinas
14 marzo, 2017
Compartir

Nueva protesta por cierre de bares y cantinas

 SFM/ Staff

 NUEVO LAREDO, TAM.-Por segundo día, propietarios y empleados de bares y cantinas, se manifestaron afuera de la Oficina Fiscal del Estado, al no poder pagar las multas que les fueron impuestas por personal de Auditoria Fiscal del Estado.

Más de 200 personas, permanecen sin trabajo desde hace ya tres semanas, después que en un operativo de Fuerza Tamaulipas, fueran clausurados 50 negocios, a los cuales aún no se les notifica a cuánto asciende la multa, para que pueda reabrir.

Arturo Sanmiguel, titular de la Oficina Fiscal del Estado en esta frontera, señaló que no se puede cobrar la multa a los dueños de los negocios clausurados, porque aún no está en el sistema el monto de la misma.

“A nosotros no se nos tomó en cuenta para estos operativos y cierres, desconocemos cuantos negocios fueron clausurados y el motivo, así como a cuánto ascenderá la multa que personal de la Auditoria Fiscal del Estado”, señaló el titular de la OFE.

Agrego que en el Sistema de Cómputo para el cobro de multas, la Oficina Fiscal del Estado no cuenta con el monto de las sanciones que se les impuso a los dueños de los bares y cantinas, clausurados en un operativo realizado por personal de Fuerza Tamaulipas y que tiene a más de 200 personas sin trabajo.

Karim Ramsés Juárez Granados empleado del Arizona bar, denuncio que es inconcebible que se les hayas puesto multas y que ahora no se puedan pagar, para poder reabrir los negocios.

“Somos 200 familias que estamos sin dinero para comer, desesperados ante esta situación irregular, ya que aunque se cumplieron con los requerimientos de las autoridades, ahora no se puede pagar la sanción”, dijo Juárez Granados.

Aseguro que el hostigamiento por parte de los elementos de Fuerza Tamaulipas hacia los empleados de bares y cantinas es continuo, ya que “nos tratan como si fuéramos delincuentes”.

Afectados también por el cierre de los bares y cantinas son veladores, vendedores ambulantes y de flores, que subsistente alrededor de estos negocios, que tienen 15 días clausurados.