11 junio, 2018
Compartir

Le amputan una pierna a un recién nacido porque una enfermera se la quemó con una secadora

SFM/Staff

En China, un bebé recién nacido ha perdido una pierna después de sufrir quemaduras de alto grado porque una enfermera se dejó un secador encendido expulsando aire caliente en su extremidad durante hora y media .

En el Hospital Xincai, en Zhumadian, China, una enfermera estaba secando a un bebé que tan solo tenía cuatro días de vida cuando dejó el secador de pelo encendido en la pierna del bebé.
Tras hora y media soportando el aire caliente, el personal sanitario se dio cuenta de lo que ocurría y descubrieron que el pequeño presentaba quemaduras de gravedad y piel agrietada en la pierna afectada, por lo que le trasladaron de inmediato al cirujano.
“Si hubieran prestado atención a los bebés, se había quitado el secador de pelo a mi hijo con rapidez y mi niño solo habría sufrido quemaduras leves”, ha expuesto el padre del niño en declaraciones recogidas por The Sun. “El bebé quedó discapacitado cuatro días después de nacer. ¿Cómo será su futuro?”, se cuestiona su abuela.
No es la primera vez que los bebés de este hospital sufren quemaduras, sin embargo, este caso presenta mayor gravedad que los demás. Todo el personal sanitario que debería haber estado pendiente del bebé ha declarado que pensaban que el secador estaba apagado antes de salir de la habitación.
Las dos enfermeras responsables de lo ocurrido han sido despedidas y Wan Yunfeng, el subdirector del hospital, se ha disculpado por el incidente y se ha ofrecido a pagar los gastos médicos de la operación del pequeño, que ascienden a 80.000 euros.