El Deja Vu neolaredense
30 mayo, 2017
Compartir

El Deja Vu neolaredense

  • Enrique Rivas expone las presiones del matutino El Mañana y se convierte en el tercer alcalde que lo hace.
  • FEPADE investiga a 4 candidatos a gobernador por meter dinero sucio a las campañas, uno de ellos el Layín Ramírez.

La mañana del lunes fue insólita en Nuevo Laredo, ya que dejó con la boca abierta a muchos comunicadores presentes y mucho más a más de cuatro ausentes, cuando el presidente municipal Enrique Rivas Cuéllar, acusó que el periódico El Mañana, lo estaba presionado haciéndole mal prensa, por no ceder al convenio de más de 2 millones 500 mil pesos mensuales que le exigían.

Este enfrentamiento, que parece ser un ejemplo claro de un genuino Deja Vú, esa extraña sensación de ya haber vivido un episodio como éste, se ajusta plenamente a la realidad, porque no han sido solo dos sino tres titulares del gobierno municipal, que han acusado a este matutino de “ponerles corral” con esas prácticas de que si no me das, te hago campañas de desprestigio.

El primero fue Ricardo de Hoyos Arizpe, quien aprovechó el segundo informe de gobierno, en diciembre del año 1985, para acusar no solo a El Mañana de Nuevo Laredo, propiedad de Ninfa Deándar Martínez, sino también contra el periódico Laredo Ahora, perteneciente al ese entonces, poderosísimo líder cetemista, Pedro Pérez Ibarra, presiones e infundios, por no sucumbir a las exigencias de convenios estratosféricos.

Lo cierto es que esta exposición sin precedente en la vida política de Nuevo Laredo, se había observado, porque en ese entonces, Ninfa Deándar Martínez y Pedro Pérez Ibarra, eran los más importantes polos de poder político en Nuevo Laredo.

Porque para nadie es desconocido que los dos personajes antes mencionados, ejercían un poder total, al grado de que no existía ningún funcionario de los tres órdenes de gobierno, que no fuera a pedir la venia en la esquina de Perú y Juárez; así como en el restaurante del ahora demolido hotel Tres Caminos, donde despachaba el profesor Pedro Pérez Ibarra.

A partir de ese momento, la guerra de estos monstruos de poder en contra del gobierno de De Hoyos, se recrudeció al grado de que todos los días, tanto El Mañana, como el Laredo Ahora,  publicaban información en contra del gobierno municipal, además de las presiones que se ejercieron a través de los sindicatos cetemistas.

Pero el que más dejó estragos, fue cuando decidieron la paralización del servicio de recolección de basura, que sumió a Nuevo Laredo en la inmundicia, el gobierno municipal sintió cómo le estaban aplicando manita de puerco, no en dos frentes, como lo eran los periódicos acusados de presión, sino que también a través de los empleados que pertenecían al sindicato cetemista.

Como el tiempo pasó de manera inexorable, terminó la presidencia municipal de Ricardo De Hoyos Arizpe y con eso cesaron las hostilidades, al convenir ambas partes en no agresiones y tratarse bien.

Pasaron 10 largos años, luego de que asume la presidencia municipal la primer mujer en la historia de Nuevo Laredo, Antonia Mónica García Velázquez, cuando vuelve a configurarse el mismo escenario, aunque ya para ese entonces, ya solo el enfrentamiento fue contra El Mañana, ya que el periódico Laredo Ahora, había desaparecido y de manera paralela, el poder de su propietario Pedro Pérez Ibarra.

El enfrentamiento entre la presidencia municipal de García Velázquez, fue de pronóstico reservado, porque la riña se subió al ring internacional, cuando El Mañana pidió el apoyo de la prensa nacional para seguir apabullando al gobierno neolaredense y posteriormente, recurrir a los organismos más allá de la frontera como lo es la Sociedad Interamericana de Prensa y Reporteros Sin Fronteras.

Al final, a la presidenta municipal la nominaron para ser candidata a la diputación federal por el primer distrito electoral de Tamaulipas, no sin antes haber encarcelado por algunas horas, acusando por difamación a la editora, al director y al jefe de información del matutino.

Esta escena, luego de 21 años, vuelve a repetirse, ahora en la presidencia municipal que lidera Enrique Rivas Cuéllar, quien el lunes 29 de mayo, fijó la posición de no darle el convenio que pedía el periódico El Mañana, por lo que se augura, que lo peor en ese sentido, está por venir.

FEPADE investiga a 4 candidatos a gobernador por meter dinero sucio a las campañas, uno de ellos es Layín Ramírez

Pasando a otro tema, destacaremos que llamó mucho la atención la información de que la Fiscalía Especializada contra Delitos Electorales FEPADE, investiga a cuatro candidatos a gobernador, uno de ellos es Hilario Ramírez, conocido como Layín, aspirante independiente al gobierno de Nayarit, por supuestamente inyectar dinero sucio en las campañas políticas.

Layín Ramírez, se hizo muy famoso por aquella confesión que más que de ingenuidad es catalogada como de cinismo, cuando acepta que cuando fue alcalde de San Blas Nayarit, “si robó, pero poquito”, ahora enfrenta otra exposición más grave, de de gasta hasta más de cuatro veces más lo que tiene reportado como ingreso.

Ya que a Layín se le acusa de que gastó 9 millones 297 mil 868.12 pesos, pero de acuerdo a los ingresos que ha tenido, esa cantidad está totalmente desfasada, porque al menos en esa medición, solo debía de gasta 2 millones 103 il 529.90 pesos, de acuerdo al presidente consejero del Instituto Estatal Electoral de Nayarit,  Celso Valderrama Delgado.

Pero no crea que esa situación de sospecha de que dinero sucio, proveniente del crimen organizado, esté permeando en las campañas políticas, sea solo en Nayarit, también se centra en el Estado de México, Veracruz y Coahuila, donde el próximo domingo, tendrán elecciones.

Para cuadrar la versión de que algo raro está pasando en las campañas políticas, basta mencionar que el Banco de México, tiene documentado que en las campañas políticas que se viven en esos cuatro estados, el flujo de efectivo ha aumentado más de 6 veces del promedio, porque luego de que llega el día de la elección, el flujo de efectivo tiende a bajar.

Ante esa circunstancia, la misma FEPADE, como la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, al iual que la Unidad de Inteligencia Financiera, que depende de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, agudizan su capacidad para echar al guante a políticos que no han tenido el menor rubor de recibir dinero de procedencia dudosa.

Por hoy fue todo, para cualquier aportación de ideas, aclaración o dudas, dirigirse al correo electrónico librealbedrio57@gmail.com