Denuncian a militares por ejecución extrajudicial de una mujer
4 Junio, 2015
Compartir

Denuncian a militares por ejecución extrajudicial de una mujer

RSF/Staff

NUEVO LAREDO, TAM.- La señora María Guadalupe Bravo Alonso interpuso una denuncia ante el Comité de Derechos Humanos de Nuevo Laredo A.C, en contra de personal militar del ejército mexicano, perteneciente al Décimo SextoRegimiento de Caballería Motorizada, por la ejecución extrajudicial de su hija Diana Calderón Bravo de 21 años de edad.

En entrevista a los medios de comunicación, la madre afectada manifestó que el día martes 19 de mayo, recibió una llamada telefónica a su trabajo por parte de una vecina donde le manifestó que su hija diana había sufrido un accidente, en el lugar donde se había registrado una balacera.

Indicó que salió de su trabajo para dirigirse a Maclovio Herrera y Gómez Farías, lugar donde habían ocurrido los hechos y al llegar otro de sus hijos le informó que los soldados tenían detenido a su hermano Job Calderón Bravo y que no encontraba a su hermana Diana.

Posteriormente cuenta la madre, llegó una amiga de su hija para informarle que ella se encontraba en un carro con Diana al momento que ocurrieron los hechos y que al pasar por el rumbo del panteón escucharon algunas detonaciones por lo cual fueron a buscar al hermano de Diana ya que regularmente se juntaba con sus amigos cerca del lugar mencionado.

Dijo que durante el trayecto se toparon con una camioneta del ejército mexicano con varios soldados a bordo y sin motivos comenzaron a dispararles logrando ella ponerse a salvo bajándose del automóvil, sin embargo Diana Calderón no corrió con la misma suerte, perdiendo la vida a causa de los disparos.

“Mi hija fue asesinada, hay testigos que vieron cuando los soldados les dispararon, ellas no traían armas, se confundieron y cuando ellos se acercaron vieron que eran muchachas y dijeron la regamos son mujeres, pido justicia, pido que se investigue, sé que mi hija no es la primera que ha pasado por esta situación, como yo hay otras mujeres que han perdido hijos porque ellos (los soldados) están actuando como asesinos”, dijo.

“Cuando yo fui al lugar los soldados no me dejaron verla, ella fue a buscar a su hermano y fue cuando todo se suscitó, la amiga de mi hija dijo que había más gente y empezaron a correr cuando escucharon los disparos, ella vio cuando los soldados les dispararon y vio cuando mi hija cayo, gritaba la gente que estaba ahí que no dispararan que no estaban armadas, a mi otro hijo lo iban a matar, y a otro muchacho lo mataron también porque la gente vio que aun estaba vivo, mi hijo me grito de una de las camionetas de los soldados y me di cuenta que lo tenían detenido”, agregó María Guadalupe.

De acuerdo a testigos, en ese lugar se había registrado una persecución, cuando un grupo de militares llegó a la calle Héroe de Nacataz, en donde se ubican los rieles del ferrocarril y le habían disparado a un grupo de jóvenes que se encontraban platicando, matando a uno de ellos.

La señora María Guadalupe Bravo Alonso ha solicitado la intervención del Comité de Derechos Humanos de Nuevo Laredo para que se esclarezcan los hechos y se castigue a los militares que ocasionaron la muerte de su hija Diana Calderón Bravo y la detención de su hijo Job Calderón Bravo, de 16 años de edad y actualmente detenido y puesto a disposición de la Procuraduría General de la República (PGR), a quien le sembraron armas, municiones y drogas para justificar su error y abuso de autoridad.

“La muerte de mi hija fue un asesinato y pudo haber sido doble con la otra niña solo que alcanzó a ponerse a salvo y ayudada por unos vecinos”, refirió la madre de Diana.

Tags Militares