10 enero, 2018
Compartir

Debido al incremento del precio del gas licuado de petróleo(GAS LP), muchas familias han tenido que cambiar sus actividades básicas y cotidianas, como pueden ser, bañarse en periodos más cortos y cocinar en menor tiempo.

SFM STAFF.

Nuevo Laredo, Tamaulipas. Debido al incremento del precio del gas licuado de petróleo(GAS LP),  muchas familias han tenido que cambiar sus actividades básicas y cotidianas, como pueden ser, bañarse en periodos más cortos y cocinar en menor tiempo.

¨Subió bastante, esta muy alto, me he visto un poco afectada tuve que hacer mi cambio de gas, antes me duraba 2 meses, se lleva uno más, comprabas un tanque y ahora debes de comprar dos más. En el calentador del agua se lleva más, no puedes hacer guisados grandes por que se te va de volada, no se pueden bañar más de 6 o 7 personas porque no te rinde el tanque¨, comentó Ana Patricia García, usuaria del gas lp.

El aumento ocurrió luego de que los precios máximos y mínimos fueron liberados por el Gobierno de la República en enero del año pasado, situación que muchos de los distribuidores aprovecharon bajo los argumentos de complicaciones en las labores de logística de transporte mayorista y el escaso numero de distribuidores en el país y los altos costos en los mercados del mundo debido al incremento del petróleo.

¨Nos está afectando porque, pues sí, subió bastante el precio del gas, pero qué le vamos a hacer, nos dura menos el gas, ya nos despachan menos. Se termina más pronto el gas, antes duraba un poquito más el gas, estaba más barato, pero ahora con el incremento nos dura menos el gas. Antes compraba 200, lo medio llenaba el tanque y ahora tengo que comprar lo mismo pero nos dura menos¨, comentó Juan José García.     

La liberación total del mercado de gas LP desde enero ha provocado una diferenciación regional que es bastante amplia entre el nivel más alto y el más bajo, porque hay regiones del país donde el gas LP cuesta entre 15.71 y 17.11 pesos por kilogramo y otras en que se ubica en un rango entre 19.11 hasta nada menos que 21.70 pesos por kilogramo.

Así, los incrementos porcentuales entre diciembre del 2016 y noviembre han variado por zonas desde entre 18.5 y 29.6% hasta un rango entre 42.5 y 53.5 por ciento.