12 enero, 2018
Compartir

 Convocatoria para Alcalde hasta el 25

* Cenopistas neolaredenses prometen 10 mil votos

* Diputados ineptos

* Javier Lozano, vocero de Meade

 

Estaba programada para el próximo 17 de enero la publicación de la convocatoria del PRI estatal tamaulipeco para Presidente Municipal.

Pero, según lo informó Eliseo Castillo Tejeda, dirigente y delegado del tricolor en Nuevo Laredo, hubo un “ajuste” en el Calendario Electoral  ya que primero será la convocatoria par Senadores y Diputados Federales y, posteriormente, la de alcalde para la renovación de las 43 Presidencias Municipales.

Eliseo llegó de Ciudad Victoria, la tarde del miércoles, “echo la cochinilla” a la reunión donde quedó integrada la Comisión de Procesos Internos neolaredense, ya que horas antes se había reunido para recibir indicaciones con el líder estatal priistas Sergio Guajardo Maldonado.

De esta manera los priistas que ya “alzaron la mano”, entre ellos el regidor Jesús Valdez Zermeño, tendrán que esperar pacientemente.

A Castillo Tejeda se vio relajado luego de que pasó semanas de mucha tensión ante la ”rebeldía” de los sectores Popular y Obrero, principalmente, para plegarse a las directrices que se marcan desde la capital cueruda.

Dicen que mucho tuvo que ver la reunión priista, en el auditorio de la Feria Ganadera, en donde con el pretexto  de departir la Rosca de Reyes, se dio oportunidad aunque cada uno de los dirigentes sacara  de su ronco pecho todo lo que “traía atorado”.

Reclamos, críticas, dimes y diretes afloraron sin que nadie interviniera.

Castillo Tejeda “aguantó vara” y como que al final se liberaron tensiones y se limaron asperezas.

Una reunión, quizá tardía, porque las campañas están en puerta y apenas empieza a ponerse de acuerdo.

Bueno, más vale tarde que nunca.

Lo importante es que la voz se “arranquen” ya se dio el tricolor neolaredense  con la instalación de la Comisión de Procesos internos a cuya cabeza se encuentra Enrique Alvarez del Castillo.

De los aspirantes a la alcaldía neolaredense sólo estuvo Jesús Valdez Zermeño.

“La Comisión tiene, de acuerdo al artículo 158, funciones muy específicas: Primero, organizar, conducir y validar el proceso de selección de dirigencias y sobre todo de postulación de candidatos. En este sentido, son las tres etapas en las cuales la comisión tiene una función fundamental para darle certeza jurídica y operativa, y sobre todo vigilante de que se cumpla con los principios de nuestro partido, en lo que es la organización, la conducción y la validación del proceso”, explicó Castillo Tejeda.

También definió el propósito del órgano local: “estaremos aplicando en forma permanente y en forma muy rigurosa los procedimientos que establecen nuestros estatutos y la convocatoria que emitirá nuestro partido, vigilantes que se observen los principios de certeza, legalidad, independencia, imparcialidad, equidad, paridad de género y sobre todo transparencia en el proceso electoral”.

 

PROMETEN 10 MIL VOTOS.- Mientras en la sede priista local se daba a conoce la Comisión de Proceso internos, en el edificio de al lado, el de la CNOP, se realizaba la primera asamblea del año de ese importante sector del tricolor, mismo que dirige Benjamín García Marín.

Sí, acertó usted, el político “rebelde” del tricolor.

Y fuimos de “oyentes”, más no de invitado, a la asamblea cenopista en donde pudimos escuchar los planes de trabajo para el proceso electoral 2018.

Entre los acuerdos que allí tomaron los cenopistas es la aportación, de cuando menos, 10 mil votos para el 1 de julio.

Claro que tendrán que hacer una fuerte campaña de promoción del voto.

García Marín dice estar dispuesto a trabajar en forma intensa por su partido pero también reclama reciprocidad, que los tomen en cuenta en las decisiones torales.

Por cierto que los cenopistas, al igual que el priismo todo tamaulipeco, están en penuria y por ello alistan una serie de eventos para poder obtener el recurso económico para hacer frente a los gastos de operación.

En el edificio de la sede de la CNOP no hay secretaria, teléfono, internet, ni computadora y menos impresora ni papelería.

Recuerdan con nostalgia aquellos tiempos en que lo que sobraba el recurso.

Jamás imaginaron que algún día el PRI sería oposición.

 

DIPUTADOS INEPTOS.- Dicen que retumbaron en todo el edificio del CEN del PRI, en la capital cueruda Ciudad Victoria, los gritos y manotazos del líder Sergio Guajardo Maldonado cuando se enteró que los diputados de la bancada priista votaron en el Congreso,  “sin ver ni leer”, el  monto de las prerrogativas a los partidos políticos y candidatos independientes.

Ahora dicen que “chamaquearon” a los honorables diputados.

El dedo índice señaló directamente a Alejandro Etienne Llano a quien, quizá” le falló el “colmillo político”.

También a Rafael Gonález Benavides, ex dirigente estatal del tricolor.

Y es que el recorte anunciado “pegó de lleno” en el debilitado PRI-Tamaulipas.

De allí que se armó” la gorda”  y se busca que el recurso sea reconsiderado.

Y es que le Pegaron donde más duele: el bolsillo.

Por su aporte, el PAN ni s inmutó porque sabe que tiene acceso a la “caja de las galletas”.

Guajardo Maldonado no sólo dio ya “jalón de orejas” a sus diputados sino que también promueve una severa sanción por su ineptitud en la validación del Presupuesto de Egresos del Estado.

No hay que olvidar que también la bancada del PAN “regó el tepache” cuando aprobó reformas al Código del Estado (abril de 2017) y el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca tuvo que frenar.

Entre los diputados azules están los tres por Nuevo Laredo: Carlos German de Anda, Glafiro Salinas y Brenda Cárdenas.

Desde entonces los susodichos ya no se han presentado a la conferencia de prensa de cada lunes que realiza el alcalde Enrique Rivas Cuellar.

Ni tampoco los invitan.

 

LOZANO, VOCERO DE MEADE.- Javier Lozano Alarcón fue designado uno de los voceros de José Antonio Meade Kuribreña, a menos de 24 horas después de renunciar a su militancia panista.

Al regresar al PRI, anunció que llega a la precampaña presidencial a exhibir quién es ese abusivo traidor detrás de la máscara de Ricardo Anaya, a quien la víspera calificó de joven dictador.

Después de conocer la designación, el coordinador de los diputados federales del PAN, Marko Cortés, dijo que Lozano Alarcón, quien renunció al PRI para sumarse al equipo de Felipe Calderón como secretario del Trabajo, se fue del blanquiazul porque es partido ya no le ofreció nada.

Agregó que “la ciudadanía está harta del PRI y de personajes como Javier”, dijo. …Y Punto