Clausura de Bares y Cantinas dejan sin empleo a más de 200 familias
13 marzo, 2017
Compartir

Clausura de Bares y Cantinas dejan sin empleo a más de 200 familias

  • “Han clausurado más de 50 bares y cantinas de la localidad, algunos aun cuando tienen sus papeles en orden, dejando sin empleo a un aproximado de 200 familias”

NUEVO LAREDO, TAMAULIPAS.- Propietarios y empleados de bares de Nuevo Laredo, se manifestaron pacíficamente en la Oficina Fiscal del Estados, para solicitar que liberen las renovaciones de los permisos para la venta de bebidas embriagantes; tramites detenidos hace dos semanas.

“Tengo quince días sin trabajo, tengo hijos, tengo familia, lo que no están diciendo es que hay problemas con el sistema de aquí, que no se pueden dar ni permisos, ni nada, hemos cumplido con todos lineamentos de seguridad y protección civil, no nos dan solución” declaro Karim Ramses Juárez Granados empleado de Arizona bar.

Se quejaron también veladores, vendedores de flores y personas que indirectamente subsisten del giro de la venta de bebidas alcohólicas; además de exigir el cese el hostigamiento y extorsiones que los elementos de Fuerza Tamaulipas están realizando desde hace dos meses en bares y cantinas de la localidad.

“También lo habían abierto, ya cumplimos con todos los reglamentos, que si no había extinguidor, ya pusimos extinguidor, pusimos todo lo que indicaron, pero llego Fuerza Tamaulipas con cualquier pretexto y nos clausuró” dijo Felipe Israel Segura Reyna empleado del bar la Faena.

SE QUEJAN DE EXTORSIONES DE FUERZA TAMAULIPAS

Ante la problemática de la clausura de los establecimientos, le suman quejas contra Fuerza Tamaulipas, donde extorsionan a los vendedores de flores, dulces e inclusive a taqueros, solicitando una cantidad económica por dejarlos laborar dentro o fuera de los bares y cantinas.

“Lo único que exigimos es que nos dejen trabajar, que nos ayuden a sacar los permisos, porque la verdad no nos dan una solución, dependemos mucha gente, vendedores de flores, dulces, lo único que pedimos es que nos dejen trabajar” finalizo Diana Ramírez trabajadora en la zona de tolerancia.

Datos extraoficiales dan a conocer que hasta el momento han clausurado más de 50 bares y cantinas de la localidad, algunos aun cuando tienen sus papeles en orden, dejando sin empleo a un aproximado de 200 familias.