Cancelan bodas humanitarias por burla a PF
6 enero, 2018
Compartir

Cancelan bodas humanitarias por burla a PF

El jefe de la Patrulla Fronteriza en San Diego anunció que ya no facilitará los encuentros humanitarios que ocurrían al abrir la valla que divide a California y México, tras descubrirse que un hombre acusado de narcotráfico se casó frente a agentes migratorios el pasado noviembre.

SFM/Staff

LOS ÁNGELES, California.- Ante la molestia que se generalizó en la Patrulla Fronteriza al enterarse que en sus narices se casó un hombre acusado de narcotráfico en noviembre, las autoridades cancelaron los encuentros humanitarios que se daban abriendo la valla que divide a California y México. Esta decisión deja en vilo la reunificación de niños discapacitados y sus familias durante el Teletón en marzo.

Desde abril de 2013, la Patrulla Fronteriza y la organización Ángeles de la Frontera han coordinado seis eventos en los que familias separadas por su estatus migratorio han podido abrazarse durante la breve apertura de la barda que separa a Tijuana y San Diego. La imagen de esta iniciativa llamada ‘Puerta de Esperanza’ ha sido la de padres, abuelos, hijos y hermanos que lloran, se besan y se estrechan teniendo al muro como marco y a ‘La Migra’ de testigo.

Pero algo salió mal en el evento que se realizó el pasado 18 de noviembre: una breve boda resultó en una humillación para la Patrulla Fronteriza en San Diego.

Un mes después de la ceremonia se descubrió que el novio, el estadounidense Brian Houston, trató de cruzar por la garita de San Ysidro 43 libras (19.5 kg) de heroína, 47 libras (21.3 kg) de metanfetaminas y otras 43 libras (19.5 kg) de cocaína.

La Patrulla Fronteriza no tardó en expresar su molestia. “Ofrecimos seguridad armada a una boda de un narcotraficante”, lamentó entonces Joshua Wilson, portavoz de la agencia.

Sin mencionar el controvertido enlace nupcial, Rodney Scott, jefe de la Patrulla Fronteriza en el sector San Diego, indicó este sábado a través de un comunicado que ahora la puerta de mantenimiento, que se abría para la iniciativa ‘Puerta de Esperanza’, solo se usará para coordinar acciones entre agencias policiacas en California y México, y para labores de mantenimiento.

“A nivel nacional, más de 320 garitas han sido designadas a nivel federal como lugares autorizados para facilitar el viaje legítimo dentro y fuera de Estados Unidos. Muchos de esos puntos de entrada están abiertos las 24 horas del día, los 365 días del año”, indicó Scott.

Para este año, la organización Ángeles de la Frontera tiene planeado tres encuentros humanitarios, incluyendo la reunificación de niños con necesidades especiales y sus familias durante el Teletón el 24 de marzo.

Su director Enrique Morones pidió a las autoridades que permitan que estos niños al menos se acerquen a la frontera y a través de la reja tengan contacto físico con sus seres queridos en Tijuana. Tal actividad se había planeado para octubre pasado, pero la recaudación de fondos se pospuso por el terremoto que golpeó el centro mexicano el 19 de septiembre.

“Son niños con discapacidades, si no se hace el evento se va a ver muy mal ‘La Migra’”, dijo el activista en una entrevista con Univision Noticias. Morones asegura que la respuesta inmediata que le dio el jefe Scott en una reunión que tuvieron el jueves fue: “No voy a abrir la puerta”.

Abrazos cancelados
El cierre indefinido de la valla fronteriza también deja en vilo un evento programado para finales de abril por el festejo del Día del Niño en México, y otro en noviembre, por tal celebración a nivel mundial.

“Este acto de abrazarse puede ser lo que haga la diferencia para la reforma migratoria. Quizás alguien en Washington DC diga, ‘¿Cómo es posible que una niña esté abrazando por primera vez a su papá?’”, dijo el activista, refiriéndose a lo que ocurrió en abril de 2013 en el primer evento que organizaron.

Morones contó que la reacción de esa pequeña, que corrió para lanzarse a los brazos de su padre, no le gustó a la Patrulla Fronteriza y el año siguiente canceló el evento. Ya 2015 se permitió un segundo encuentro y en 2016 y 2017 hubo dos actividades cada año.

El activista dijo que debido a la cancelación del Teletón en octubre solo hubo dos actividades en 2017, una en abril y otra en noviembre. Por ello, en la última se reencontraron 12 familias y una de esas solicitudes fue la que presentó Brian, el novio acusado de narcotráfico. Morones indicó que cada petición se somete a la Patrulla Fronteriza, que revisa antecedentes penales y aprueba la participación.

El director de Ángeles de la Frontera cree que esta boda ha sido usada como pretexto, señalando que Scott no aceptó estos eventos cuando era jefe de la Patrulla Fronteriza en el sector El Centro.

“Como se vieron muy mal, ahora dicen que debido a la boda se enteraron de esa persona (Brian)”, dijo el activista, afirmando que las autoridades recibieron la solicitud del presunto narco ocho meses antes de la boda. El plan inicial era que solo intercambiara anillos con su novia mexicana, Evelia Reyes. Pero consintieron el enlace al verla a ella con vestido de novia y a él con traje gris.

“Los agentes hicieron una llamada a sus superiores y dijeron que estaba bien. Ellos lo aprobaron”, dijo Morones. “No es nuestra culpa, nosotros hemos seguido lo que nos han dicho”, agregó.

Esta organización ahora trata de realizar la ‘Puerta de Esperanza’ en otras regiones de California, Texas y Arizona.

En tanto, los integrantes de la organización continúan las actividades que realizan periódicamente entre los barrotes que separan a San Diego y Tijuana: ofreciendo asesoría legal a los deportados, organizando conciertos musicales y clínicas deportivas, incluso practicando “yoga binacional”.

Este sábado el grupo celebró el Día de Reyes partiendo una rosca y repartiendo regalos a los niños en ambos lados del muro.

“A mí me gustaría que se abrazaran todos los días y mi plan a largo plazo es que no haya muro”, afirmó Morones.