1 febrero, 2018
Compartir

Aprobará Donald Trump publicar memo objetado por el FBI

Un funcionario de la Casa Blanca comentó que el Congreso probablemente sería informado el viernes de la decisión y agregó que el presidente estaba satisfecho con la idea de divulgarlo
 SFM/Staff

El presidente Donald Trump despejará el camino para que se publique un polémico memorándum escrito por el partido Republicano, a pesar de las objeciones del FBI.

Un funcionario de la Casa Blanca comentó que el Congreso probablemente sería informado el viernes de la decisión y agregó que Trump estaba satisfecho con la idea de publicarlo.

Un segundo funcionario dijo que era probable que el magnate retirara los candados de confidencialidad del memorándum del Congreso, pero que aún se estaba analizando el método preciso para hacerlo público.

Los funcionarios no estaban autorizados para comentar deliberaciones internas y hablaron con la prensa a condición de mantener el anonimato.

El memo fue preparado por los republicanos en la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes y ha trascendido que muestra una conducta inapropiada por parte del FBI durante la investigación sobre los posibles vínculos entre Rusia y el equipo de campaña del magnate en las elecciones de 2016.

Los demócratas de la comisión de inteligencia hicieron un intento de último minuto la noche del miércoles para detener la difusión del memo, y afirmaron que fue “alterado secretamente” por los republicanos que lo escribieron.

El propio Departamento de Justicia, bajo las órdenes de Trump, y los demócratas han presionado furiosamente al presidente para que no publique el documento, alegando que podría dañar la seguridad nacional y confundir a los ciudadanos estadounidenses.

El presidente ha dicho que quiere publicarlo a pesar de las objeciones del FBI y del Departamento de Justicia.

Altos oficiales del FBI también hicieron peticiones directas a la Casa Blanca, y advirtieron que la medida podría sentar precedentes peligrosos.

Los demócratas dicen que el memo es un intento de los republicanos de distraer la atención de la investigación sobre la intromisión rusa en la elección que llevó a Trump a la Casa Blanca.

Trump tiene cinco días a partir de la votación para revisar el documento; si no lo objeta, el Congreso lo puede difundir.